25 sept. 2012

Lagüeiro y el Palacio de los Ron

 
"San Antolín acabouse
a Cecos vai de rondón
con Lagüeiro no me meto
viva la casa de Ron"
 
Lagüeiro (Ibias- Asturias), no es sólo su palacio pero es bien cierto que éste lo domina todo con su presencia. Es fácil deducir que ha cambiado mucho desde su construcción en el medievo pero los edificios que lo conforman todavía presumen de su linaje y poderío.
 
Su fachada principal está caleada y forma un conjunto bastanta armónico. El edificio de la izquierda es la antigua capilla, hoy garaje, la puerta principal está blasonada con un original escudo de madera, y, entre ambas, todavía se adivinan las antiguas almenas.
 
 




 
 
La fachada principal continúa en su camino hacia los prados circundantes y hacia el pueblo de Cadagayoso, en lo alto del valle.










Una  de sus almenas...





El escudo sobre la puerta principal, realizado en madera, sólo deja adivinar un personaje con yelmo y unos llamativos labios, y una especie de torre.
 
La Casa de los Ron existía ya a principios del siglo XI y llegó a tener uno de los señoríos más grandes de Ibias. Tuvo gran número de vasallos y cuando hacía levas para ir a la guerra no todos los llamados cabían en el castillo por lo que tenían que acampar en lugares aledaños y eran convocados mediante el sonido de un gran cuerno que se hizo característico de la casa. En el siglo XVII empezó a acusar su decadencia.




La parte posterior de la casa es una auténtica maravilla...





Desde ella se domina todo el valle y el pueblo de Cecos asentado a ambas orillas del río Ibias.






Un lujo conservado de arquitectura palaciega tradicional.












Mas, como decía, existen otros elementos de gran interés en Lagüeiro. Además de la amabilidad de sus gentes, se encuentran unos maravillosos hórreos teitados al estilo "paleta o facha", decorados con motivos geométricos para su ventilación, como este precioso tetrasquel.















Un conjunto que hace que bien valga la pena su visita con detenimiento. Una joya más del concejo de Ibias.

Quiero dedicar esta entrada especialmente a Mar Mondragón, que viaja siempre conmigo a través del blog. Espero que haya valido la pena la espera...

6 comentarios:

  1. Me encanta viajar virtualmente contigo. Las descripciones que haces de todo son fantásticas y no se te escapa ningún detalle. Disfruto muchísimo leyendo los apuntes de tus viajes y la sensación que me da es la de estar presente en los sitios. Gracias y, sobre todo hoy, porque todavía te estás recuperando de tú primera gripe otoñal. Un biquiño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer tener compañeras y compañeros de viaje como tú...Gracias a tí y otro biquiño (como es virtual no contagia, jejejeje).

      Eliminar
  2. Una vez más......IMPRESIONANTE la lección compartida e ilustrada con unas hermosas fotografías.....GRACIAS SONI......es, como si estuviese allí mismo.
    Un besazo querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un besazo José Manuel...Tus ojos ven siempre lo que quiero transmitir...

      Eliminar
    2. Que pasada de documento Sony!!.El caserio es de una belleza gigantesca y el emplazamiento una pasada.
      Manu

      Eliminar
  3. Que bonito este reportaje a Lagueiro y al palacio de Ron muchas gracias Sonia sos una autentica escritora y fotografa de nuestro patrimonio

    ResponderEliminar