4 oct. 2012

Merlín, mi gran amigo...

 
Hoy es 4 de octubre Día Mundial de los Animales. Fue elegido este día de entre los 365 del año por conmemorarse la muerte de San Francisco de Asís, el cual llamaba "hermanos" a todas las criaturas, entre ellos a los animales, y les servía y ayudaba.
 
Al margen de todos los animales salvajes o domésticos, a los que deberíamos ayudar y cuidar como hizo el Santo, hablaré de mi caso en concreto.
 
Siempre he convivido con pequeños animales en casa, siempre les he tomado gran cariño, los he cuidado, he disfrutado de su compañía y los he llorado cuando se acababa su vida...Mas, quiero dedicar esta entrada, como representante de todos los animales del mundo, desde la más diminuta hormiga hasta el rey león, el elefante o las grandes ballenas, a quien ahora comparte mi vida como hermano, como amigo y al que considero un hijo:
 
 Merlín.
 
 
 
 
Merlín vino al mundo el 20 de marzo de 2010. Lo conocí apenas unos días después, junto a su mamá y sus hermanitos, lo adopté  y cuando cumplió dos meses se vino a casa. Tardó un solo segundo en llenarla por completo.



Cedimos nuestro derecho de reyes del hogar ante aquel gatito, tan pequeño e indefenso, hoy gatazo pero igual de adorable o más, que rápidamente pasó a convertirse en el nuevo soberano, como suele pasar (los que tenéis mascota sabéis de lo que hablo...).




No puedo decir que Merlín sea mi gato pues más bien creo que yo soy su humana. Lo que más me gusta pensar es que somos amigos y grandes compañeros las veinticuatro horas del día. Siempre estamos ahí uno para el otro y siempre sabemos cuando necesitamos un mimo o una caricia mutuas, un juego o un silencio, compañía o independencia...




Merlín es un ser especial y un gato que me ha abierto un mundo desconocido que nunca pensé que me complementara tanto, que me llenara tanto, que me gustara tanto. Y que nunca pensé poder llegar a querer de este modo. Él es una bendición en mi vida y espero se sienta correspondido.




Y aún encima, y por si fuera poco, es precioso.





Querido Merlín, ojalá nos quede mucha vida por compartir, pero independientemente del tiempo, siempre y donde quiera que sea, estaremos juntos...


 
 
Esta entrada está dedicada a mi Merlín, a mi Pirusca, a Chichí, a Pichí, a Margarita, a Pompom, a Periquín, a Rambo, a la Laika de papá, a Luna, a Chuspi, a Murphy, a Pin, al Jackie, a la Pipa, al Micho de María, a Reina, a su mamá, a los gatos de Astariz...en fin, a todos los animalitos que han pasado por mi vida dejando su huella y a todos los demás en general. Podéis añadir también vosotros los nombres que deseéis...
 
Y, por supuesto, a todos los que cuidan de sus animales, a Carlos, a María y Sindo, a mamá y papá, a José Manuel y su Antara, a Lejanne y su esfuerzo por buscar casa a los perritos en Holanda, a Juan Q. y sus rebecos, a Belén y Moisés con su Poño y Berenguela, a Noe con Lola y su conejito, a María F. con Calvin, a Belén y su Micha, a Manu con sus compañeros de paseos serranos y su amor por la fauna salvaje, a Jomazul y su Nubya, a Jose Manu con sus nueve gatos, su perro y demás,  a mi prima Ana y sus gatitos...A las asociaciones de protección animal, y en especial al Refugio de Animales de Cambados al que sigo en su trabajo por facebook, admirables en todo momento  y, sobre todo a  GATOCÁN, que me permitió hacerme cargo de Merlín y cuya labor es absolutamente maravillosa luchando además, día  a día, con las piedras que les ponen en su camino.
 
 Para todos y a todos GRACIAS Y FELICIDADES.
 
 
 
 

5 comentarios:

  1. Preciosas palabras dedicadas a los animales y, sobre todo, a nuestro querido Merlín, que no ha podido caer en mejores manos. Gracias por haberlo adoptado y por cuidarlo tan bien.

    Patricia (Voluntaria de Gatocán)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros y que desde este humilde blog llegue al mundo entero que GATOCÁN es una asociación maravillosa por la gente que la compone y por su ayuda a los animales. Una asociación que todos deberíamos apoyar y ayudar, cada uno en su medida pero sabiendo que incluso poco es mucho, porque sólo hace falta ponerse en la piel de los animalitos, tener un poco de empatía, para saber que nos gustaría ser ayudados si lo necesitáramos. Y vosotros siempre estáis ahí. GRACIAS.

      Eliminar
  2. Precioso Soni !!!!! Qué entrada más bonita. Como se nota que eres persona y tienes mucha sensibilidad. Muchas gracias por acordarte de mis peludos. Siempre digo que las personas que aman a los animales son buenas personas y al contrario... No me equivoco.
    El mundo sería fantástico si todas las personas fuesen como tú y como los responsables y voluntarios de todas las protectoras de animales. En concreto al refugio de Cambados también lo sigo mucho por facebook. Los animales no deberían ser objeto de compra-venta. Creo que sólo debería estar permitida su adopción realizando un seguimiento a través de una protectora o adptarlos si los encuentras en la calle y siempre teniendo en cuenta que son como hijos, para mí es así, y debes cuidarlos y protegerlos toda su vida.

    Por cierto, preciosas las fotos de Merlín, tal como dices es un gatazo.

    Un beso enorme de Noe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Noe...tenemos la misma sensibilidad para muchas cosas, ya lo sabes, y ésta es una de ellas. Estoy totoalmente de acuerdo contigo y comprar un animal me parece innecesario. Además, muchas veces sin saberlo, comprando animales se beneficia a redes de contrabando de animales e incluso a gente despiadada que los cría, selecciona sólo a los mejores para venderlos y al resto los aniquila...En fin, cosas muy crueles y tristes. Supongo que también habrá otros que sean más que legales y cariñosos, no quiero meter a todos en el mismo saco, pero hay mucho "en negro" por ahí y creo que no hay necesidad de comprar cuando hay miles de animales que se pueden adoptar, incluso de raza, para los sibaritas. Y sí, he dicho que a Merlín lo quiero como a un hermano, o a un amigo, pero es todavía más que eso, lo considero como mi hijo. Es increíble como estos peludos te arrebatan el corazón.
      ¡Un biquiño!

      Eliminar
  3. Orgulloso se le nota al gato y... con razón

    ResponderEliminar